Coaching

/Coaching
Coaching 2017-10-15T17:42:47+00:00

¿Qué es el coaching?

Una disciplina relativamente nueva y por lo tanto poco conocida en general por el gran público, que bien pudiera definirse por lo que NO es: El coaching, aplicado al desarrollo personal, no es psicología, ni asesoría, ni consultoría, ni mentoring, ni motivación, ni dar consejos. El coaching es una herramienta para facilitar cambios en las personas y a través de ellas también en las organizaciones (en su variante empresarial). Cambios que permitan alcanzar logros y objetivos concretos de muchos tipos.

El trabajo del coach es doble: Ayudar a definir y fijar un objetivo claro como meta del proceso y acompañar a la persona en los cambios que necesite hacer para lograrlo, facilitandole el descubrimiento personal de nuevas habilidades, recursos y posibilidades internas que hasta ese momento no conocía o desechaba erróneamente.

Quiero una sesión de prueba gratuita

Saber más

Para qué es el coaching:

A nivel general, el coaching facilita hacer cambios personales, a niveles incluso muy internos, para conseguir objetivos. Es adecuado para fijar metas y desarrollar planes de acción para lograrlas; para autoconocerse y entender por qué somos como somos y hacemos lo que hacemos; para desbloquear situaciones personales y profesionales que requieran decisiones complicadas o con contenido emocional que cueste tomar; para elevar y reforzar la autoestima, el liderazgo o la autoridad, trabajando con las creencias y los modos de actuar; para encontrar el espacio personal y emocional perdido en el transcurso de la vida; para eliminar barreras mentales que impiden crecer personal y/o profesionalmente; para romper los nudos de la culpa y de la queja cuando impiden avanzar; para deshacer o rehacer relaciones, preparar encuentros, reuniones y negociaciones y un sinfín de situaciones en las que se requiere usar la reflexión y realizar un cambio personal.

Cómo es una sesión de coaching:

Consiste en conversaciones de duración variable (habitualmente una sesión de coaching dura entre una hora y cuarto y una hora y media) entre el coach y la persona o personas (en el caso de la modalidad coaching de equipos), que buscan alcanzar sus objetivos o resolver sus dilemas. El coach actúa siempre como un facilitador, sin poner nada “de su cosecha” en la sesión que pueda influir a su cliente (en la jerga “coachee”), a fin de que las conclusiones y decisiones provengan de éste y sean alcanzables enteramente por él. El coach provoca por distintos métodos las reflexiones de su cliente sobre temas de interés para su proceso y ayuda a establecer conclusiones, cerrándose cada sesión con un plan de trabajo específico hasta la sesión siguiente.

Cómo es un proceso de coaching y que duración tiene:

Se desarrolla a través de sesiones de periodicidad variable (habitualmente un proceso de coaching dura entre una semana y quince días, sobre todo al inicio) y no tiene una duración fija, puesto que cada cliente y cada situación es diferente. No obstante y por estadística, yo suelo alcanzar con mis clientes resultados perceptibles entre cuatro y seis sesiones.  A lo largo del proceso, el coach, además de “sostener” emocional y motivacionalmente al cliente, va proporcionando periódicamente “feedback” o retroalimentación al mismo sobre sus avances, trabajando con él durante las sesiones para que efectúe las correcciones necesarias que le ayuden a avanzar. El proceso suele terminar cuando puede establecerse un plan de acción que el cliente tenga capacidad de llevar a cabo sin ayuda, aunque algunas personas prefieren contratar seguimiento posterior, mas espaciado en el tiempo, sobre todo si sus objetivos son a largo plazo.

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Al navegar, estás dando tu consentimiento. Consulta aquí la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies