Esta semana pasada, conjuntamente con Berta, finalicé uno de los cursos que más impacto seguro van a tener (ya lo está teniendo) en mi carrera de coaching, el practitioner de PNL. Realmente es la puerta de entrada, porque me han convencido del todo los fundamentos de la herramienta, su potencia, la seriedad y la rigurosidad con la que se enseña la disciplina en D’Arte Human & Business School.

Conocía la PNL, había realizado algunos seminarios y sobre todo, había asistido a muchas charlas y ponencias de personas muy introducidas en la disciplina. Pero nunca me había decidido a realizar un curso completo de inicio (denominado habitualmente practitioner), para conocer a fondo fundamentos y herramientas.

La oportunidad se presentó a través de uno de los primeros colegas que conocí al iniciar mi carrera como coach, mi amigo Enrique Jurado, el director y propietario de D’Arte Human & Business School. Yo sabía de su profunda devoción por la PNL y cómo esta había cambiado, literalmente, su vida. También que se había formado con los mejores, Grinder, Dilts y por encima de todos ellos, con Frank Pucelik.

Frank, injustamente olvidado en casi todas las reseñas que conozco sobre la PNL, es nada menos que el co-creador, junto a Bandler y Grinder, de la disciplina. Él estuvo trabajando conjuntamente con los anteriores codo a codo, investigando y modelando el comportamiento de cientos de personas de éxito, los métodos que empleaban Fritz Perls, Milton Erickson, Virginia Satir y todos los grandes de la psicología y psiquiatría de los años 60 y 70 y trabajando en miles de casos reales. Juntos dieron luz a META, que es realmente como se denominó en sus inicios la PNL.

Hoy por hoy es la mejor formación de PNL disponible en España.

Posteriormente, Bandler y Grinder por un lado y Pucelik por otro separaron sus caminos. En cualquier caso, META International, fundada por Frank Pucelik, es hoy la empresa más solvente en cuanto a lo que conllevan las actividades de formación y difusión de la PNL. Es la de verdad, lejos de interpretaciones, adaptaciones o espectáculo. La auténtica y original.

Pues, volviendo a Enrique y a su escuela D’Arte y como decía antes, se presentó la oportunidad de hacer un practitioner certificado por Meta International. Y nada más y nada menos que con Frank como profesor de los fundamentos durante los primeros cuatro, ya inolvidables para mí, días, mas otros seis más de prácticas exhaustivas con Enrique.

El resultado y mi feedback no puede ser más concreto: Es la mejor formación de PNL (y una de las mejores de cualquier disciplina de desarrollo personal, comunicación o técnicas aledañas al coaching) de la que haya disfrutado nunca.

Completa, seria, profunda, vivencial, práctica y generosa hasta el extremo con el alumno, que en todo momento es el auténtico protagonista. Eficaz, clara y productiva al cien por cien. Sin reparos.

Transforma y ayuda a transformar a otros.

Suelo decir que si está bien concebido, un curso de desarrollo personal implica la transformación profunda de uno mismo, a través de la necesaria revisión de creencias y planteamientos y la fijación de nuevos objetivos vitales. Es el caso de este practitioner, que ha conseguido en un periodo de tiempo relativamente corto (entre la parte de Frank y la de Enrique transcurre un necesario tiempo de reflexión, estudio y ajustes personales) una transformación intensa. Transformación que, incluso para mí que saco muchas veces a relucir mi vena «ingenieril», es más que evidente.

Y esa transformación es necesaria para diseñar una nueva persona, la que quieres llegar a ser. Para que puedas empezar a cambiar lo que necesites cambiar, con ese objetivo último: Ser quien deseas ser.

Para transformar y modificar emociones, pensamientos, lenguaje y en consecuencia comportamientos, de manera que podamos construir un nuevo yo alejado de juicios, creencias, bloqueos, autosabotajes y falta de comunicación que jalonan y lastran nuestra vida.

Y por supuesto, aplicable al trabajo como coach o terapeuta complementario para ayudar a cualquier persona a hacer lo mismo (siempre con trabajo y guía). La posibilidad de cambiar estados emocionales y de ánimo casi al instante, que el cliente pueda entrar en niveles subconscientes para recuperar información o cambiar esos datos «erróneos» que le sabotean, dotarle de recursos para que pueda obtener resultados increíbles en su trabajo o su vida, trabajar con contradicciones internas, respuestas automáticas, «manías»,… la lista es amplísima.

Es magia.

En mucha literatura acerca de la PNL se recurre a esta comparación. Y realmente lo es, puesto que yo he podido comprobar en directo, a través de las sesiones de demostración y de mis propias prácticas personales con clientes reales (incluídas en el curso), cómo funciona. Como bloqueos muy intensos, estados de ánimo muy marcados, contradicciones muy marcadas, dolores físicos somatizados desde las emociones e incluso alguna adicción menor, han desaparecido. Casi mágicamente, así de claro.

Este es solo el principio de un camino que, como es lógico, requiere práctica, práctica y más práctica para ser excelente. Yo emprenderé en Diciembre el segundo grado, el Máster, que enseña, entre otros, uno de los principales recursos que tiene la PNL para alcanzar esa excelencia, el modelado. Y mi objetivo es terminar el ciclo de formación (y empezar mi ciclo como divulgador y profesor) con el Trainer que realizaré, si todo va bien, en Mayo de 2020. Es un camino largo y exigente que ha comenzado de una manera preciosa y que estoy deseoso de recorrer.

Y mientras tanto, trabajarme a mí y trabajar con ello. Seguir ayudando, colaborando, enseñando y divulgando, que es mi misión en esta vida. Y agradecer al universo y a tantas buenas personas, almas de luz, como Enrique, que así pueda ser.

 

Si quieres saber cómo la PNL puede ayudarte a ser quien quieres ser, agenda conmigo una sesión gratuita online AQUÍ 

A tu aire, día y hora, desde tu casa o lugar preferido, máxima comodidad